El Zasca!!

Número 12

Julio/Agosto 2017

PRECARIEDAD,NI EN LO PÚBLICO NI EN LO PRIVADO                                         Libertad de expresión y de opinión

La revista de opinión que crea adicción

 en redes sociales :

De ángeles y demonios políticos 

Hay muchas formas de entender la política. Y de hacerla. No entro a calificar cada una de sus variedades, sino a diferenciarlas. Una de ellas es entender la acción política como el camino para conseguir un estatus o un sueldo mensual. Otra, busca, aún con sus defectos, ofrecer un servicio al conciudadano. Existe una tercera, en realidad origen de la segunda, que pretende defender los derechos humanos, y por tanto los políticos, de cada quien. Me chivan los amigos que existe otra clasificación distinta: la de quienes gestionan recursos públicos o privados y la de quienes no lo hacen. Dicho de otro modo: la resolutiva, propia de alcaldes y presidentes de autonomías, y la meramente expositiva, la de quienes escuchan para hacer leyes, la del Parlamento. Hace algunos años, yo visitaba frecuentemente Ferraz, la emblemática sede del PSOE en España. El Congreso Regional extremeño, ante la propuesta del Secretario General, Rodríguez Ibarra, me había nombrado Secretaria (Orgánica) de Educación. Gobernaba en España, Zapatero y la Ministra (o alguien de su equipo) nos citaba para tomar el pulso de las autonomías en el campo educativo. Y para coordinar actuaciones. Los debates eran importantes ante cualquier asunto de calado: allá dónde el PSOE gobernaba, se veía de una forma la aplicación de las leyes educativas, razonada y rentable, justificada; allí donde no gobernaba el socialismo, se "demonizaba" fuertemente al gobierno y el esquema de actuación se radicalizaba porque había que intentar "la caída de la Bastilla", es decir gobernar. Del intento de equilibrio de ambas surgía siempre un resultado. ¿Quiere decir ello que unos eran más de izquierda que otros? Supongo que no, sólo que los planteamientos y plazos se enfocaban desde la propia realidad y su correspondiente perspectiva. A nadie, entonces, se le hubiera ocurrido un insulto para quien opinaba distinto. Se respiraba. Después llegó la crisis. Y casi todo el mundo empezó a pasarlo mal. El éxito de Podemos se explica desde la desazón que produjeron algunas medidas de gobierno, impensables algún tiempo atrás. Desde la rabia y el sentimiento de muchos al sentirse ignorados. ¿Significa eso ser más de izquierda? ¿Enfadarse más, gritar más, decir lo que los oídos de los "sacrificados" necesitan oír? Supongo que no. Pero quienes lo hacen, utilizan carnets para dividir entre auténticos y villanos, en esta feria en la que ahora vivimos. Y lo hacen desde el desprecio a quienes gestionaron los recursos de la crisis, sin esconderse, desde la más completa disponibilidad. Menudo desatino. Algunos partidos fundamentales en la historia de España deben hacer números, cuentas, como los niños chicos. Lo que tienen, lo que quieren, lo que exponen, lo que arriesgan, lo que pueden ganar...Porque sólo con dialécticas encendidas me temo que no reconquistarán prestigio, votos y al país. Porque no conquistan al votante, al carecer de narrativa. Porque al cabo resulta que la política de verdad es activa. Y con toma de decisiones. Carmen Heras

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Cultural "Juan Iglesias Marcelo"