El Zasca!!

Número 14

Octubre 2017

PRECARIEDAD,NI EN LO PÚBLICO NI EN LO PRIVADO                                         Libertad de expresión y de opinión

La revista de opinión que crea adicción

 en redes sociales :

Todo cuánto sucede

Hay en la crisis del Psoe un componente generacional, que nadie parece interesado en
tener en cuenta. Los que tienen hijos mayores e inquietos, seguro que saben a lo qué me
refiero.
Hay una generación preparada, a la que se le dice que debe seguir "mirando". Esta
generación no ha bebido de las "fuentes". No siente, por tanto, que deba rendir pleitesía a
una manera de entender y de hacer política, a unos códigos determinados (a veces) solo
por unas circunstancias.
Esta generación "pide paso". El error de muchos de los actuales dirigentes es no haber
sabido hacer una "transmisión"sopesada y transversal apoyándose en la madurez y el
mérito, y no en el oportunismo, la alienación y la "coba". En no haber formado a los
futuros líderes desde criterios éticos y generales, con la sana intención de "entregarles el
testigo" cuando ello fuese adecuado para la organización.
Esa ausencia de proyección en el tiempo, esa falta de generosidad, ese miedo a enfocar
los problemas para resolverlos, y al cabo, esa ausencia de reflexión conjunta para
adecuar los grandes principios a los momentos actuales, ha convertido al Psoe del
presente en una organización "vieja", y no sólo por la edad de sus "jefes", que no se
apercibe de que al existir otras ofertas, ocurre que una mayoría recurre (sin mala
conciencia) a ellas, y no a la de toda la vida. Como hacemos con los comercios, que no
necesariamente siempre compramos en el mismo.
Conocí una pequeña organización de estudiantes que poco a poco, con mucho
entusiasmo y esfuerzo consiguió hacerse un hueco en el conjunto de cuántas trabajaban
con los mismos objetivos. Subió como la espuma y durante un tiempo fue percibida como
referencia, junto con sus promotores y dirigentes. Pero he aquí que se le hizo pequeño su
espacio de actuación y empezaron a buscar nuevas ilusiones en otros campos y
territorios; su trabajo cambió de marco al relacionarse con grandes esquemas y proyectos
generales, olvidando la razón de ser de su origen.
Como el día tiene veinticuatro horas, empezaron a fallar a sus afiliados y simpatizantes
que ya nunca los encontraban por estar ocupados en problemáticas de alto calibre. De
modo que, igual que habían subido, comenzaron a bajar en simpatías y socios y así,
rápidamente (porque siempre se baja más rápido que se sube), dejaron de ser necesarios
al grupo al que dijeron servir. Este, había encontrado otras fuentes y lugares de los que
proveerse. Y la marca terminó por desaparecer, y con ella la gente y las referencias...
Porque estoy segura de que no es cierto, a mí me sigue produciendo sorpresa el
consabido latiguillo de que no importan las personas, sino los proyectos. Como si éstos
pudieran existir sin las primeras. Desde que el mundo es mundo, en sociedades que no
están construidas del todo, lo que sucede realmente depende de la acción de cada uno de
sus componentes, porque todos construimos lo
que nos pasa. En el Psoe, también.
Carmen Heras

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Cultural "Juan Iglesias Marcelo"