El Zasca!!

Número 13

Septiembre 2017

PRECARIEDAD,NI EN LO PÚBLICO NI EN LO PRIVADO                                         Libertad de expresión y de opinión

La revista de opinión que crea adicción

 en redes sociales :

…, a vueltas sobre el proceso del “Independentismo Catalán”.  

Puede ser que todos los pensadores, políticos, involucrados, participantes, opinantes, etc no tengan a bien considerar la opinión que al respecto tenemos muchos ciudadanos de a pie. Ciudadanos con capacidad de pensar y racionalizar sobre los diferentes asuntos que forman parte de nuestra vida cotidiana. A veces recurriendo a lo obvio y sencillo se consigue clarificar los diferentes aspectos que conforman un proceso de complejidad jurídico política como el que nos ocupa; todo ello porque la vida cotidiana de la gente común y mayoritaria de este país no necesita de complejos vocablos y argumentos para evidenciar una opinión sobre algo que le afecta y repercute.

 

Muchos de nosotros nos preguntamos qué problema tienen los ciudadanos catalanes con los del resto del país, y qué problemas tenemos el resto con los catalanes; pues la repuesta es muy sencilla: no tenemos ningún problema de convivencia. Este enconamiento en torno a un erigido inexistente problema es totalmente parcializado y ello no desmerece a que pueda existir un problema de agravio comparativo; pero no solamente en torno a su comunidad sino también con respecto a otras.

 

Todo parece dar vueltas alrededor de poder celebrar una consulta, legal o ilegal, en esa comunidad; pero muchos pensamos que también el resto de los ciudadanos de este país deberían poder expresar su voluntad a través del voto, si se vota, sobre este proceso. Un proceso que aún está por ser definido en su esencia política y en su esencia de las repercusiones económicas, sociales, y de normas de convivencia.

 

Llama, también, la atención que sobre la esencia de este proceso no se haga un discurso pedagógico sobre causas y efectos. Si el objetivo de este proceso es llegar a ser un país independiente del estado español, a los habitantes de Cataluña habría que decirles que en caso de respaldo mayoritario a este proceso conllevaría la salida automática de la Eurozona, y de la CEE donde el Estado Español puede bloquear cualquier posibilidad de adhesión. Caso de esta situación, supondría que España podría establecer fronteras, aranceles, impedir la libre circulación de trabajadores y capitales, establecer los controles propios de otra nación a la entrada y salida de personas.

 

Ciertamente es un escenario difícil de imaginar; pero es posible, y como posibilidad existente no sería descalabrado empezar a hablar este lenguaje. Un lenguaje que todos los ciudadanos entendemos y comprendemos, y posteriormente los macro economistas que evalúen los costes reales de este proceso para todos los catalanes.

 

Sin embargo, lo que más clama al cielo es que existen unas personas que se autodenominan representantes del pueblo y que se dedican a despertar fantasmas, problemas, y agravios allá donde no los hay, en vez de ejercer esa presión para resolver y/o mejorar lo que ya existe: ¡cuánto esfuerzo y energía desperdiciados!. Asimismo abanderan una causa cuando en la esencia de la misma están desautorizados, pues cada día se viene demostrando que los abanderados de este proceso se encuentran inmersos en procesos judiciales con motivo de haberse apropiado de lo no debido. Exigían que los de a pie pagáramos los impuestos y que cumpliéramos la legalidad cuando ellos se dedicaban a ver de qué manera se la saltaban en perjuicio de la mayoría: “ ¡Sí, la mayoría que está a favor de la redistribución progresiva de la riqueza y en contra de favorecer a los que más tienen!”.

 

Un placer compartir estas reflexiones.

 

Fdo. Fernando Márquez Ladero.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Cultural "Juan Iglesias Marcelo"