El Zasca!!

Número 14

Octubre 2017

PRECARIEDAD,NI EN LO PÚBLICO NI EN LO PRIVADO                                         Libertad de expresión y de opinión

La revista de opinión que crea adicción

 en redes sociales :

Un Proceso de Primarias.

 

Desde hace un tiempo venimos asistiendo a este proceso, que en un principio no iba a ser materia de
artículo en este número, pero ante las evidentes convulsiones que está provocando y teniendo en cuenta
la opinión de muchos militantes y las observaciones que sobre el mismo se están realizando desde los
diferentes medios periodísticos merece ser tratado desde un punto de vista diferente. El punto de vista de
quienes viven la política por pasión y convicción; y no desde una óptica parcializada y en ocasiones
interesada.
Un proceso de primarias, en sí mismo, lleva consigo un importante acto de democracia; en el cual cada
militante, independientemente de donde resida, tiene el derecho y la facultad de emitir un voto que
contribuye a respaldar al candidato que estima más adecuado para dirigir las riendas de una determinada
organización que defiende unos valores ideológicos. Lo grandioso de la acción de elegir toma más valor
en el momento en el que se referencia con respecto a cuando esta posibilidad no existe o cuando la
facultad de ejercer el voto se encuentra difuminada por premisas coercitivas.
Muchos analistas piensan que las primarias en un partido político producen grietas y a la larga son
pesados lastres que hay que acarrear; y puede que esta opinión sea cierta en su conclusión pero cuando
un proceso realza valores democráticos no debe sufrir estas consecuencias. Reivindicamos democracia
y transparencia, y no tenemos la suficiente preparación para entender y concluir que cuando se acarrean
estos costes es por el hecho de que no se hacen bien. Se hacen parcializando el proceso e intentando
tomar ventajas respecto al compañero que, también, opta al mismo cargo. Por otra parte, sería necesario
fortalecer el sistema con la implantación de la segunda vuelta, y ello por el hecho de apuntalar la mayoría
resultante y para que no se refuerce la estrategia del “divide y vencerás”.
Entristece oír a militantes, votantes, y personas afines a nuestros principios ideológicos decir que ante
estas primarias el militante ha de decidir su voto por DESCARTE, es decir, los candidatos no despiertan
un interés final sino más bien despiertan exclusiones: sabemos lo que no queremos. Echamos en falta
verdaderos candidatos con carácter estadista que hablen y debatan sobre el QUÉ y el CÓMO; sobre la
necesidad de implementar políticas basadas en los principios ideológicos socialistas, que tengan en
cuenta los problemas reales de nuestra sociedad y cómo desde el PSOE se pueden resolver. No se trata
de escribir ponencias, se trata de dialogar/debatir sobre modelos productivos para el futuro, sobre
modelos para crecer en prestaciones y en calidad sanitaria a través de lo público, de diseñar el modelo
de educación pública que queremos para nuestros hijos, de incrementar el aprendizaje en valores y el
respeto al diferente, de no agrandar los agravios sociales, de tener una justicia real y homogénea para
todos los ciudadanos, etc.
Nunca hemos tenido tantos medios para plasmar y contrastar ideas, y sin embargo no los utilizamos para
crear la armonía que los ciudadanos de nuestro país nos demandan. Esta falta de miras son las que
producen los desapegos hacia la política.
No se necesitan discursos emotivos o de oportunidad ideológica, porque en el pasado existen muchos
éxitos pero también muchas nubes negras sobre las que aún no se han producido los análisis de
autocrítica objetivos y pertinentes.
Para que este proceso sea exitoso y pueda servir para satisfacer las demandas de los militantes,
solamente será posible si desde los oradores en los atriles se prima el contenido de lo que se quiere
desarrollar para el futuro, y si se es capaz de no parcializar la racionalidad de los militantes con argucias,
estrategias y/o campañas de marketing distantes de la realidad social del partido y de España.
Los votantes del PSOE necesitan un partido armado de principios y con ideas claras del modelo que
defienden y ello, quizás, obligue a reinventarse. Reinventarse y mente abierta en el amplio sentido de
palabra.
Un placer compartir estas reflexiones.
Fdo. Fernando Márquez Ladero.

 
 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Cultural "Juan Iglesias Marcelo"